4 tapas que un carnívoro no se puede perder en Almería (Parte 2)

El calor de un fuego y el brillo cegador del hierro al rojo vivo. Crepitan las gotas de grasa derramándose sobre las llamas mientras la estancia se perfuma con un aroma tostado que te obliga a salivar. A pesar de que vivimos en tierra marinera, los almerienses somos amantes de las buenas carnes y las…