Buscando los mejores callos de Almería

De la misma manera que Alberto Chicote utiliza las croquetas para medir la calidad de un restaurante, a mí me gusta pedir los callos como comprobante de que ese es un lugar con buena mano para la cocina. Para mi gusto, han de servirse bien trabados, picantitos y con garbanzos, tal y como manda la…

Dónde comer si eres vegano o vegetariano en Almería

¡Quietos! ¡No os vayáis todavía! Contened vuestra ira, apagad las antorchas y dejad que me explique. Lo que os traigo hoy no es sólo una selección de cuatro bares en los que se puede tapear si eres vegano o vegetariano en Almería. Son un puñado recomendaciones para pasar un buen ratito gastronómico incluso si te…

Tres bares nuevos que quizás no conozcas en Almería

Al almeriense le gusta lo de toda la vida. Es indiscutible que nuestra cultura de la tapa está indisolublemente unida a ese espíritu parroquiano que nos lleva a defender nuestro bar de siempre. Nos convertimos en paladines de esa taberna que nos entusiasma desde niños hasta puntos casi demenciales. Pero, queridos gastroamigos, el tiempo pasa…

Cuatro bares de El Zapillo que no te puedes perder

El barrio de El Zapillo recoge la quintaesencia del ‘almeriensismo’ más popular. Tiene el encanto del mar, la autenticidad de su gente castiza y el aire fresco renovador que traen los cientos de estudiantes que lo eligen como residencia. Es, además, una de las zonas más pobladas de la capital, con lo que ello conlleva…

Ruta gastro-cofrade para esta Semana Santa

Reflexionaba hace unos días sobre la naturaleza tertuliana de la Semana Santa. Sin ser yo parte activa de ella, me he visto bien rodeado por cofrades insignes que han hecho de esa pasión su forma de vida y que disfrutan con fervor cada minuto de conversación sobre pasos, procesiones, marchas y palios. Y como parte…

Buscando los mejores bares para comer pescado en Almería

Sé que me estoy metiendo en camisa de once varas. Que en esta ciudad se sirve buen pescado casi en cada esquina y que cada uno encumbra el suyo de toda la vida como el rincón imperdible de nuestra gastronomía. También soy consciente de que la plancha de Los Claveles aún resuena en nuestras pituitarias….

Tres bares para dar la vuelta al mundo sin salir de Almería

No me canso nunca de saborear un potente guiso de trigo o la sencillez de una jibia a la plancha de un bar típico de Almería. Pero, a veces, a uno le entra la curiosidad por experimentar con zonas nuevas de su paladar, por atreverse a explorar otras latitudes gastronómicas en busca de nuevos horizontes…

Mi 2018 en 18 tapas

Parece mentira que haga ya medio año que comencé con vosotros la gastroaventura de descubrir los mejores rincones en los que comer bien en Almería. Algo más de seis meses en los que he tratado de serviros como humilde guía y consejero de indecisos a la hora de escoger una barra en la que apoyaros…

Una rápida y nos vamos (3)

En mi entregada búsqueda por encontrar para vosotros los mejores bares de Almería, en ocasiones uno se topa con sorpresas inesperadas, lugares inclasificables o restaurantes que no podría encuadrar en una de esas temáticas que caracterizan a este blog. Pero como no quiero dejar de mostraros esos deliciosos bocados que, de vez en cuando, pasan…

4 altares a la carne en Almería

Como me explicó el maestro Alejandro Farace en una larga conversación con motivo de una entrevista, los conceptos de tapa y carne a la brasa, tal y como lo entiende un argentino de pro como él, son difíciles de unir. La primera requiere de una cierta inmediatez que se contrapone con el estilo sosegado y…

En defensa de lo ‘gastro’

Hace unos años llegó a nuestras vidas una palabra que iba a introducirse, poco a poco pero con viralidad, en los rótulos de bares y tabernas que, desde entonces, añadirían el prefijo “gastro” a su nombre. La propuesta venía a ofrecer un concepto renovador y vanguardista (como casi siempre en gastronomía, por otro lado) que…

El milagro de la calle Jovellanos

En el medio de una cada vez más agria polémica sobre el presente y el futuro del Casco Histórico almeriense, resulta curioso comprobar cómo en apenas 50 metros, como si de una Galia de tebeos se tratara, una calle del centro de la capital se resiste y se ha convertido santo y seña del arte…