Una rápida y nos vamos (3)

En mi entregada búsqueda por encontrar para vosotros los mejores bares de Almería, en ocasiones uno se topa con sorpresas inesperadas, lugares inclasificables o restaurantes que no podría encuadrar en una de esas temáticas que caracterizan a este blog. Pero como no quiero dejar de mostraros esos deliciosos bocados que, de vez en cuando, pasan por mi paladar, aquí os dejo un paseo rápido y conciso por un puñado de locales recomendables. ¡Disfrutad!

La Tasquilla

Calle Canónigo Molina Alonso, 40 (Almería)

Cuando se habla de llevar la tradición de la cocina almeriense un paso más allá, es probable que uno de los lugares de referencia sea La Tasquilla. Allí buscan ofrecer algunos de los platos más típicos, como el gallo frito, los callos o el pincho moruno (siempre con una vuelta de tuerca, por mínima que sea), junto a algunas de las tendencias de la gastronomía moderna en forma de baos, tacos o un tartar, con un nivel de ejecución como poco notable.

Travieso

Calle Lentisco, 14 (Almería)

No todo en la vida es tapeo. De hecho, si de algo adolece la oferta gastronómica de la capital es de restaurantes propiamente dichos. Almería se ha centrado tanto en la cultura de la cerveza y el plato pequeño que, probablemente, ha descuidado este aspecto. Aquí es donde llega el chef Dani Muñoz, tras pasar por algunas de las cocinas más populares de la ciudad, para arrancar su propio proyecto. Y éste es el de una carta compuesta por ‘Platillos’ (que se podrían asemejar a los pinchos del norte, en concepto), entrantes, carnes y pescados con un nexo común: elaboraciones atrevidas, en ocasiones complejas, y atención al detalle. Si os apetece salir de la rutina de los bares y atreveros con algo que, os aseguro, os va a sorprender, no dejéis de visitar Travieso.

Don Balón

Plaza Ramón y Cajal (Almería)

Podría ser un bar de barrio más. Con su temática futbolera y su sencillez, no augura la notable cocina que puede encontrarse tras su barra. La propuesta es sencilla, tapas clásicas, bien elaboradas, sin estridencias y con toda la cercanía y la honestidad de uno de esos lugares que parece que han viajado en el tiempo para traernos el sabor y el calor de otras épocas. En Don Balón vas a encontrar lo que en otros muchos sitios con una buena factura, ni más ni menos. Da lo que promete, que no es poco.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *